Ardiente Paciencia

«Entre tanto, estamos en la víspera. Recibamos todos los influjos de vigor y de real ternura. Y a la aurora, armados de una ardiente paciencia, entraremos en las espléndidas ciudades»

Jean Arthur Rimbaud, Una Temporada en el Infierno (1873)