Arturo Pérez-Reverte en modo Guerra Civil

Arturo Pérez-Reverte publica en las próximas semanas «Línea de fuego». Con esta novela, el ibérico entra de lleno en la Guerra Civil Española, narrando uno de sus episodios más conocidos y cruentos: La batalla del Ebro.

Poco se conoce de la novela que presentará el español, autor de El Club Dumas, la saga del capitán Alatriste y Cabo Trafalgar. La Editorial Alfaguara aún guarda silencio, aunque se conoce que llegaría a librerías el próximo 6 de octubre y que trata de este dramático hecho real con personajes ficticios.

El comunicado de presentación de la editorial cierra con una cita del novelista: «Cubrí varias de ellas como reportero, y hay un momento en que descubres que una guerra civil no es la lucha del bien contra el mal… Sólo el horror enfrentado a otro horror».

La batalla del Ebro fue la contienda más numerosa, larga y una de las más sangrientas de toda la guerra civil. Ocurrió el cauce bajo del valle del Ebro, desarrollándose durante los meses de julio a noviembre de 1938, siendo decisiva para el resultado del pleito entre fuerzas franquistas y republicanas.

Las pérdidas humanas y materiales fueron enormes para ambos bandos, pero tras la lucha, la tesis de los republicanos -que obtuvieron una ventaja inicial- de lograr la internacionalización del conflicto fracasó y comienza el final de la guerra y el triunfo del bando sublevado, que logró encerrar a los republicanos y empujarlos hacia una frontera con Francia que estaba cerrada.

Arturo Pérez-Reverte ahora enfrenta un nuevo desafío en su carrera literaria, un desafío con la historia, con un episodio conocido y muy documentado, y por supuesto, con las heridas que aún se mantienen en una sociedad que volverá a leer sobre su propia experiencia en un campo de batalla entre hermanos.