Carta robada

No, no es el cuento de Poe, antes de que se emocione. Simplemente, tomamos una excelente carta que apareció en El Mercurio, que creemos que vale la pena leer y discutir: es de Neva Milicic, y dice así:

Señor Director:

«Una habitación sin libros es como un cuerpo sin alma», escribió Cicerón en el siglo I antes de Cristo. En plena pandemia la lectura es una compañía indispensable y en los niños es una oportunidad para mejorar la comprensión lectora y la motivación por leer.

Dentro de las expresiones de desigualdad, el tener acceso a los libros es muy significativo. Mitigar esta desigualdad podría ser posible mediante diferentes programas para que los niños tengan libros en sus casas.

Esto se puede lograr desde cada colegio o escuela haciendo llegar a cada uno de los hogares al menos dos libros por cada niño, apropiados a sus intereses y edad.

Neva Milicic, Psicóloga infantil.