«Crecimos mal» de José Luis Escobar

Reseña de Yuri Pérez |

«Crecimos mal», la nueva obra del poeta chileno José Luis Escobar, tiene, si notamos sus características tonales, cercanía con algunos instantes que la poética de Severo Sarduy deja vislumbrar. Una sensación de “huerfanía” que bien podríamos reconocer en Sarduy y en varios autores relevantes de la poesía universal. Ahora bien; el discurso de Escobar, se mueve constantemente en un espacio, en cierto modo, acribillado por efecto de vidas postmodernas que llevan a un deterioro mayor y, que muchas veces, se vuelve un detrimento enfático y abrumador. Entonces en lo tonal, la obra, de principio a fin, es un canto a la desdicha y la pérdida de esperanza.

En un espacio delimitado con estas demarcaciones, no podemos suponer que la sonrisa, como gesto de felicidad, sea espontánea, menos una constante. Sin embargo, el libro no se transforma en una performance melodramática sobre la existencia. Lo que sí ocurre y brota, es una rabia que estuvo mucho tiempo invernando en las venas. Una rabia que luego se instaló como un relato reivindicativo donde más que proporcionar esperanza, se promueve la aceptación de la pérdida de todo aquello que nos dio identidad, o nos quitó identidad. Ahí el único y refrescante alivio; verse y reconocerse.

«Crecimos mal», José Luis Escobar, Ediciones Letra Clara, publicado en febrero de 2020, 96 páginas,