La epopeya del Riñihuazo en cómic

«Nadie más tiene que morir» es el nombre de esta historia gráfica del Riñihuazo, nombre que recuerda la hazaña con posterioridad al bloqueo del río San Pedro, que provocó un gigantesco aumento del volumen del Lago Riñihue tras el terremoto de Valdivia de 1960.

El sismo, ocurrido minutos después de las 15 horas del 22 de mayo de 1960, fue el más fuerte registrado en la historia, y provocó tacos para la desembocadura del río. Es por eso que, con el objetivo de evitar la destrucción definitiva de las localidades de Valdivia y Corral, batallones del Ejército, obreros y constructores de ENDESA, CORFO y el Ministerio de Obras Públicas de la época participaron del control del vaciado del lago de forma que el aumento del cauce no arrasara con dichas ciudades, un proceso que duró dos meses.

Los hermanos Malcolm y Rodolfo Leiva escribieron sobre esta epopeya -cuya edición corre por su productora, Poncho Pigo-, desde el relato de su madre y del documental «La respuesta», del historiador Leopoldo Castedo. En principio, los hermanos Leiva buscaron hacer un largometraje sobre el proceso. Por diversas razones, decidieron cambiar el formato a cómic.

Es así como surge «Nadie más tiene que morir». Una novela gráfica ilustrada por Lucho Inzunza, y un verdadero homenaje a los hombres y las mujeres que seis décadas atrás enfrentaron una de las crisis más grandes que han ocurrido en el sur de nuestro país.