Nace Alonso de Ercilla y Zúñiga

Sí, Alonso de Ercilla y Zúñiga nace en Madrid el 7 de agosto de 1533. Un buen momento para recordarlo, cuando vemos día y noche la crisis que está ocurriendo en La Araucanía.

Ercilla fue un poeta y soldado español, pero cuyo nombre pasó a la historia por empuñar la pluma en vez de la espada y haber escrito La Araucana, poema épico que relata la primera fase de la conquista de Chile y la Guerra de Arauco entre españoles y mapuches.Entre los 21 y 29 años de edad, Ercilla escribió en pedazos de cartas, cortezas de árboles y trozos de cuero, el proceso de la conquista de nuestro país.

Neruda decía de Ercilla que era «el inventor de Chile». En parte por los versos quizás más famosos de La Araucana, que casi todo compatriota ha leído o al menos escuchado:

Chile, fértil provincia y señalada
en la región antártica famosa
de remotas naciones respetada
por fuerte, principal y poderosa;
la gente que produce es tan granada
tan soberbia, gallarda y belicosa,
que no ha sido por rey jamás regida
ni a extranjero dominio sometida.

La obra de Ercilla incluye episodios históricos, como la captura y ejecución de Pedro de Valdivia, el avance de Lautaro, pero también fantásticos, como el de un hechicero que eleva al autor por un vuelo sobre la Tierra, trasladándolo a Europa.

«Y por aquel lugar se descubría
El turbado y revuelto mar Ausonio,
Donde se difinió la gran porfía
Entre César Augusto y Marco Antonio;
Así en la misma forma parecía
Por la banda de Lepanto y Favonio,
Junto las Curchulares, hacia el puerto,
De galeras el ancho mar cubierto.

Mas, viendo las devisas señaladas
Del Papa, de Felipe y venecianos,
Luego reconocí ser las armadas
De los infieles turcos y cristianos,
Que, en orden de batalla aparejadas,
Para venir estaban a las manos,
Aunque a mi parecer no se movían,
Ni más que figuradas parecían.

Pero el mago Fitón me dijo:
«Presto Verás una naval batalla extraña,
Donde se mostrará bien manifiesto
El supremo valor de vuestra España».
Y luego con airado y fiero gesto,
Hiriendo el ancho globo con la caña
Una vez al través, otra al derecho,
Sacó una horrible voz del ronco pecho».

Ercilla construye un relato que constituye de alguna manera el nacimiento de Chile como nación. Su mirada del pueblo mapuche es de un pueblo guerrero, que defiende su tierra frente a la aparición del español. Es una mirada que provocaría incluso al Gobernador -y posteriormente virrey del Perú- García Hurtado de Mendoza a «encargar» la obra Arauco domado a Pedro de Oña, por estimar que La Araucana dejaba mal parado al invasor español en el relato.

La Araucana sería alabado y parafraseado por Cervantes, Voltaire y otros grandes de las letras por su épica y escritura. Y provocará un género que será emulado en obras como La Argentina, u homenajeado en oratorios como el del compositor chileno Gustavo Becerra-Schmidt.

Todo a raíz del poeta que nace un día como hoy, pero de 1533, y que hemos querido recordar en Literando.