Tres felinos en el Día Internacional del Gato

En el Día Internacional del Gato, hemos querido reflejar su festividad en tres exponentes de la literatura.

En primer lugar, El gato negro, de Edgar Allan Poe: una mascota del terror, en un cuento de 1843 que reúne suspenso, miedo y superstición. Uno de los mejores relatos del escritor norteamericano.

Un joven matrimonio de vida apacible y que poseen una hermosa mascota negra se ve perturbada por el alcoholismo del dueño de casa. Esto llevará al hogar a una tragedia, en el cual el gato tendrá una participación verdaderamente siniestra. Un clásico de la literatura universal y del terror sicológico. En esta narración, Poe retrata además de muy buena forma la locura por adicción

Un segundo representante del felino en literatura es El gato con botas, de Charles Perrault: de la tradición oral europea, recogida magistralmente por el autor. A través de su astucia y el ingenio, este gato consigue darle a su humilde amo un estatus que jamás habría pensado.

Una segunda derivada de El gato con botas, contado mil veces y en los más diversos formatos, es la representación fiel del surgimiento y avance la burguesía frente la monarquía. Del hombre que se hace a través del esfuerzo y que logra conquistar un palacio.

Finalmente, un felino chilensis. De los que no pueden faltar, Hablamos del Simenon, el gato de la serie de Heredia, del puntarenense Ramón Díaz Etérovic. Aquí no hablamos de un relato en particular, sino de una decena de novelas en las cuales este felino es el acompañante del detective protagonista, cuyo nombre deriva de su elección de posarse sobre los libros del escritor belga Georges Simenon.

Es el punto de equilibrio de Heredia, su relación más estable y perdurable en el tiempo, su confidente y al mismo tiempo su paño de lágrimas. En la imaginación del detective, dialoga con su mascota, le escucha, pelea con él y recibe sus burlas. Representa la figura del amigo sabio y consejero, siempre listo a dar su opinión, aunque sea por una lata de pescados.

En el Día Internacional del Gato, tres personajes que han hecho historia y cuya figura se plasma en las páginas de libros para leer y volver a dar una vuelta por los libros de su biblioteca, y que representan, respectivamente, el terror, la aventura y la sabiduría.