«Campo de Mayo» de Félix Bruzzone

Reseña de Martín Parra Olave | Magíster en Literatura |

La dictadura militar en Argentina finalizó hace más de treinta siete años, sin embargo, y al igual que en el resto de Latinoamérica donde se produjo esta situación, aún quedan muchas causas pendientes, siendo la más grave la de los detenidos desaparecidos, cuyas familias siguen buscando sus cuerpos. Los centros de tortura proliferaron a los largo de estos países, convirtiéndose en verdaderos infiernos para quienes lamentablemente pasaron por ellos.

En la Argentina de Videla, Viola, Galtiere y Vignone se violaron sistemáticamente los derechos humanos, haciendo desaparecer a cientos de miles de personas. Uno de los tantos centros de tortura fue Campo de Mayo, el regimiento militar más grande de ese país,  que se utilizó para someter a los “enemigos” del régimen. Félix Bruzzone (Buenos Aires, 1976) toma el nombre de este lugar y construye una singular novela, donde su personaje principal Fleje corre en busca de su madre, “secuestrada en la vía pública el 23 de noviembre de 1976, y desaparecida desde entonces.”  

El desarrollo de la narración gira en torno a una suerte de transformación y locura que termina por afectar a este corredor descalzo. Al darse cuenta de que su madre puede estar enterrada en ese centro de tortura, desea ingresar para encontrarla. El agitado periplo de Fleje parece un recorrido sin sentido, sin embargo, no lo es tanto, pues al leer este deambular, es inevitable pensar en todos aquellos que han debido, hasta el día de hoy, convertir sus vidas en una eterna búsqueda, luchando contra las mentiras, los obstáculos legales y el pacto de guardar secreto entre los militares.

Una zona del terreno de Campo de Mayo es compartido para ser usado como relleno sanitario, una imagen de la realidad muy bien lograda en la ficción de Bruzzone, donde se mezcla la pudrición del régimen con la basura. “Correr por ahí es como buscar a su madre contra la basura. En realidad, como el relleno sanitario comenzó a realizarse en los últimos años de la dictadura, y como los vuelos de la muerte no eran la única práctica asesina en aquel tiempo”. Entonces, Fleje da vueltas en su cabeza a ideas y conjeturas acerca del posible destino del cuerpo de su madre, que luego de pasar décadas bajo toneladas de basura podría haber ido a dar al mar a través de las napas subterráneas pasando por los ríos Reconquista y el de la Plata.

El último trabajo del narrador argentino, podríamos enmarcarlo dentro de las novelas de la posdictadura, cuya mayor virtud radica en el halo de locura y alucinación que se desprende de Fleje, quien en un profundo deseo de encontrar a su madre (el paraíso perdido) es capaz de tergiversar ciertos hechos y dejar atrás a la incipiente familia que está comenzando a formar.  La lectura de «Campo de Mayo» nos obliga a mantener muy vivos todos los escandalosos y horribles acontecimientos de las dictaduras latinoamericanas, y a preguntarnos una y otra vez: ¿Cuántos Flejes siguen corriendo descalzos, para encontrar a sus seres queridos en medio del silencio de todos los cómplices de las dictaduras de nuestro continente?

«Campo de Mayo», Literatura Random House, publicado en 2019, 127 páginas.