Elicura Chihuailaf gana Premio Nacional de Literatura 2020

Elicura Chihuailaf ha ganado el Premio Nacional de Literatura 2020. El poeta y oralitor de 68 años se convierte en el primer escritor mapuche en recibir este galardón. Oralitura es un término propuesto por el mismo autor para referirse a la importancia de la palabra en la cultura mapuche.

Chihuailaf se define como oralitor en la medida en que su escritura se ejerce al lado de sus fuentes: la oralidad de los mayores. «En nuestras comunidades se continúa viviendo en el espíritu del vlkantvn, que es la poesía cantada; nuestra poesía permanece fundamentalmente en la oralidad», dijo Chihuailaf en 2006.

Postulado por tercera vez por la UFRO y la UC, y con más de mil firmas de apoyo, el poeta nacido en Quechurewe, al este de Temuco, es autor de «El invierno y su imagen», «En el país de la memoria», «El invierno, su imagen y otros poemas azules», «Recado confidencial a los chilenos», «Kallfv mapu / Tierra azul», entre otras obras.

Chihuailaf, en paralelo a su actividad como escritor, ha sido un comprometido difusor de la cultura mapuche, rescatando la cosmovisión de este pueblo indígena en diversos encuentros con escritores en Chile y en el extranjero.

«Adonde irán mis nuevos cantos

Lejos anduve: Perdido, llorando
Un alma en todo caso alumbrado de ti
Riscos y barrancos me persiguieron
pero he vuelto y me alegran tus flores
Madre ¿adonde irán mis nuevos Cantos?»

En 1999, Chihuailaf publica su importante ensayo autobiográfico «Recado confidencial a los chilenos», donde relata su infancia y sus sentimientos de pertenecer a la etnia mapuche.

«Kallfv me decía mi abuela
y me trae flores de manzanos
Kallfú me decía mi abuelo
y me regala su voz y su tvrompe
Azul me dijeron mis padres
Kallful les digo a mis hijas
Azul en el Azul es el que rige
el Alma de mi Pueblo
(En el infinito, me digo)»

Su obra ha sido traducida a diversos idiomas y él por su parte se ha encargado de traducir textos al mapudungun: entre ellos «Canto libre» de Víctor Jara, y «La araucana» de Alonso de Ercilla.

El poeta recibió la noticia en Asturias, España, donde se encuentra desde marzo, cuando la pandemia lo alcanzó en Madrid. Pasó el momento más complejo de la emergencia en Barcelona, y desde fines de mayo se trasladó a su actual residencia, donde el Premio Nacional de Literatura 2020 se ha encargado de encontrarlo.

Como despedida, su poema «La llave que nadie ha perdido», de su libro «De sueños azules y contrasueños»

La poesía no sirve para nada
me dicen
Y en el bosque los árboles
se acarician con sus raíces azules
y agitan sus ramas el aire
saludando con pájaros
la Cruz del Sur
La poesía es el hondo susurro
de los asesinados
el rumor de hojas en el otoño
la tristeza por el muchacho
que conserva la lengua
pero ha perdido el alma
La poesía, la poesía, es un gesto
un sueño, el paisaje
tus ojos y mis ojos muchacha
oídos corazón, la misma música

Y no digo más, porque nadie encontrará
la llave que nadie ha perdido
Y poesía es el canto de mis Antepasados
el día de invierno que arde
y apaga
esta melancolía tan personal