La novedosa propuesta de una librería «puertas adentro»

Tras varios de meses en pausa debido a a contingencia, hace unos días pudo abrir sus puertas el Espacio Público de Libros, una novedosa «librería de autor» que funciona en una antigua casona de calle Zenteno 715, a un par de cuadras del Parque Almagro.

Darwin Caris, el impulsor de este proyecto, lo define como un espacio de venta no tradicional de libros. «Esta pequeña librería viene a ser un lugar para los libros. Un lugar para quien quiera venir, sentarse a leer con un café, que corre por cuenta de la casa, y conversar con tiempo. El concepto es una librería ‘puertas adentro’ con una oferta cultural y con oferta de tiempo», dice.

Siendo periodista y Magíster en Literatura Latinoamericana, para Darwin Caris emprender con una librería no fue una decisión tomada al azar.Esta nace no sólo en su afición a la lectura desde niño, que reconoce como un espacio de resguardo para quien fuera «mateo en el colegio, nerd en la universidad y malo para el deporte», sino también en su experiencia profesional en el ámbito editorial y de la cultura.

«La librería es una idea que constantemente aparecía, sobre todo cuando tuve momentos de complicaciones laborales y de cesantía. Soy periodista de profesión y el campo cultural en los que me he desempeñado, lamentablemente, no siempre trata bien a los profesionales», recuerda.

Por eso, cuando terminó su magíster, comenzó a pensar en serio en que era el momento de lanzarse con un proyecto propio e independiente. Para concretar esta idea, en 2019 postuló con éxito al Fondo del Libro y la Lectura. Y a pesar de ello, el camino a la apertura del Espacio Público de Libros no estuvo exento de dificultades.

¿Cómo fue este proceso de emprendimiento?

«Lleno de miedos, de contingencias pandémicas que me produjeron un remezón. Por cuestiones personales fue un inicio de año muy extraño, con pérdidas, harto estrés, pero siempre con la idea fija de que el proyecto tenía que echarse a andar. Hubo un retraso importante por las cuarentenas, pero aproveché de seguir trabajando en cuestiones administrativas, selección de catálogo, compra de libros acá en Chile y vía mail y whatsapp a Argentina, con los editores y distribuidores de Pixel y de editorial Las Cuarenta, que fueron muy generosos para trabajar a distancia y materializar una compra valiosa de un catálogo buenísimo».

¿Cuál es la propuesta del Espacio Público de Libros?

«Mi propuesta es articular una «librería de autor». Me interesa un catálogo que he ido seleccionando con cuidado; libros que me gustan, libros que quiero leer pero, sobre todo, libros con los que apunto a un mercado que me interesa: el de la literatura, la teoría, las identidades de género. Me interesan las literaturas que proponen lecturas que pueden incomodar, que dialoguen con propuestas interesantes. Me interesa que uno como librero pueda proponer lecturas, lo que siempre es una apuesta. Interesa el diálogo con quienes visitan este lugar y con quienes consultan por libros en las redes sociales. Interesa que sea un espacio público de libros».

¿Cómo ves este espacio a futuro?

«Soy bien cauteloso en la proyección. La gran lección de las contingencias del COVID-19 es que planificar en exceso es, muchas veces, invertir tiempo que después es desechado en cuestión de días o minutos. Sin embargo, quiero que este sea un espacio que se vaya conociendo paulatinamente. Para el 2021 tengo proyectado, en la medida en que se pueda, realizar talleres, clubes de lectura para que la comunidad ocupe este espacio. Realizar conversatorios, lanzamientos de libros, encuentros. Ojalá presencial, creo que no hay nada como el encuentro cara a cara. Los libros y las actividades en torno a ellos necesitan el comentario, el reunirse y estar corporalmente conectados».

Y para saber más de Espacio Público de Libros y sus novedades, puedes seguir sus redes sociales en Twitter, Instagram y Facebook.