Mafalda cumple 56

La fotografía que acompaña la portada fue la tira inicial. Esa que salió el 29 de septiembre de 1964. Porque creada por Quino, Mafalda fue publicada por primera vez en el semanario Primera Plana de Buenos Aires. Cumple 56 años un día como hoy. Desde la crítica, desde los sueños, desde la mirada de una niña argentina que más parece una «vieja chica universal».

Mafalda no pierde vigencia. Aunque Quino la haya abandonado, aunque ya tengamos TODA la Mafalda, aunque la cortina de hierro no exista y The Beatles se separaran.

Su interés difiere bastante de los de una niña de su edad. Mira a los problemas de su mundo con el ánimo de conocer y ojalá resolver las grandes discusiones de su tiempo.

Sí, Mafalda está viva. Cabe la pregunta si estaría sorprendida con los avances de estos 56 años. Siempre la vimos y leímos joven. Quino nos la arrebató por omisión. Aunque su figura sigue volviendo a nuestras cabezas desde lo cotidiano, como el pelar una cebolla o regar una planta; hasta lo mundial, como el dolor de Asia o los tiroteos en Medio Oriente.

Mafalda sigue ahí. Desde su propia inmortalidad. Su lectura hoy nos sirve para entender una época, un temor permanente al final de la humanidad, una búsqueda constante por entenderse los millones que están despiertos con los millones que están durmiendo.

Sigue ahí, porque su carácter intrínseco es la crítica. Y eso nunca se va a acabar, mientras se continúe respirando, leyendo, y soñando.