Quino seguiría dibujando

Ayer hablábamos de Mafalda. Hoy tenemos que hablar de su creador.
Quino murió a los 88 años hoy.

Se expresaba a través del dibujo. Miró a su época con gesto crítico, no solo a través de la «vieja chica universal». Su labor va mucho más allá. Joaquin Salvador Lavado recibió distinciones como la Orden Oficial de la Legión de Honor de Francia o el Príncipe de Asturias de España.

Mafalda lo consagró, a la vez que cambió el humor gráfico latinoamericano. Después la abandonó en 1973, pero Quino nunca dejó de dibujar. De escarbar la realidad con lápiz o pincel.

En 1977 ilustró con Mafalda la Declaración Universal de los Derechos del Niño para Unicef. Hace meses, en medio de la pandemia, ilustradores argentinos -Quino entre ellos- cedieron a sus personajes para difundir hábitos de prevención del coronavirus.

Quino era discreto. Quitado de bulla, diríamos en Chile. Sería el primer sorprendido de ver la reacción mundial a su partida. Después se pondría a dibujar. Lo más seguro.