Comunicado, poema de Rodrigo Lira

Reconozco que la primera vez lo leí en una fotocopia que incluso estaba sucia.

Pero el impacto fue igual. Humor, rabia, simpleza pero profundidad.

Después uno se acerca al mito en que Rodrigo Lira se convirtió tras su suicidio y su fama de «maldito», apodo que quizás utilizamos más veces de lo necesario con nuestros escritores chilenos.

Pero más allá de su esquizofrenia, su humor negro, su cierta extravagancia, la obra de Lira sigue firme junto a quienes aman la poesía con su tragedia y comedia abrazadas o de la mano. Como en este Comunicado.