Verde que te quiero verde

«El mundo será verde o no será». Una afirmación que cobra importancia en tiempos que científicos, especialistas y activistas se preguntan cada vez en forma más frecuente si el debate sobre qué tipo de futuro nos depara el destino no se estará transformando en si nuestro destino es la ausencia de un futuro.

El sociólogo y analista internacional Raúl Sohr conoce de esta discusión. Y opta por dejar claro desde el título de su texto su óptica. La cuestión ecológica se observa en su mirada con la nitidez de quien tiene la seguridad de que la sustentabilidad es el valor a relevar.

Hace 50 años plantear que los principios «verdes» serían los que debían orientar nuestra relación en el mundo y con el mundo era propio de aquellas novelas que optaban a ganar el Premio Hugo. Hoy, dichas páginas forman parte de la sección de ensayos o debate ideológico/político. Un avance que todos esperamos no progrese en el futuro hasta el punto de tener que colocar este tipo de títulos en la sección de historia. De historia de las catástrofes como la peste negra o las guerras mundiales.

Del green deal hemos escuchado. El autor se aventura en los caminos rodeados de la incertidumbre sobre la supervivencia de la vida humana sobre el planeta. El reto del calentamiento global aparece hoy como un hecho indiscutible al cual se debe dedicar no solo los esfuerzos académicos, sino un cúmulo de medidas que enfrenten el problema cada vez más creciente de nuestra sostenibilidad.

Pero este libro no es solo un alegato contra la brutalidad mundial. El analista chileno penetra directamente en la discusión nacional. Y contingente, pues Sohr argumenta acerca de la necesidad de garantizar, en forma constitucional, el dilema de nuestra relación con la naturaleza.

El agua como un derecho humano, el reciclaje, así como los derechos de la naturaleza se deslizan de hoja en hoja por este ensayo-llamado de atención.

Cual analista internacional que es, el libro de Raúl Sohr llega en momentos en que Estados Unidos, pivote mundial fundamental, escoge, tras reñida contienda, a un firme partidario del Green New Deal para habitar la Casa Blanca. Joe Biden ha sido claro: una reconstrucción «verde» de la economía, que se hace eco del llamado de este libro: «verde o nada».