Carta de Librerías Independientes de Chile

Fabio Costa, gentileza Fundación La Fuente

No es costumbre, pero por su importancia, reproducimos acá una carta enviada a un matutino el día de hoy por representantes de «Librerías Independientes de Chile», en el entendido que para todas las librerías será pertinente y una ayuda replicarla.

La misiva está escrita por Fabio I. Costa Caimi, pdte.; Helia Castillo, vicepresidenta; y los directores: Karima Maluk, Carmen Gloria Amo, Juan Carlos Reyes, Alejandro Gainza y Vladimiro Mimica.

Señor Director:

Como directorio de LINC (Librerías Independientes de Chile), nos dirigimos a toda la gente que esté leyendo esta carta, para hacer un llamado desesperado a las autoridades, a las comunidades, a las vecinas y vecinos y a la gente de barrio, a que tomen conciencia del complejo momento que las librerías del país estamos viviendo y del riesgo que esto significa para el futuro cultural de Chile.

Las librerías son una parte importantísima de la cadena de valor cultural (tal como hay muchas otras partes, tanto o más importantes), pero lamentablemente carecen del apoyo que debiesen tener como eslabones de una cadena del libro (y la cultura) muy sensible.

Las librerías, sobre todo las de barrio, independientes, son espacios culturales, espacios de encuentro, espacios sociales, espacios donde los contenidos encuentran a sus lectores y lectoras. En la librería se vive una experiencia que dista mucho de lo meramente transaccional, una experiencia que agrega valor al ya valioso ‘producto’ que se obtiene al comprar en una librería: el libro.

Sin la gente, sin la posibilidad de crear vínculos y difundir la pasión por el libro y la lectura que nos mueve, es muy difícil que las librerías prosperen, lamentablemente.

A pocos días de Navidad, enfrentarnos al cierre del comercio es casi una sentencia de muerte para muchas librerías que estos días se juegan la vida y el futuro.

La salud es lo primero, estamos de acuerdo. Pero el libro es salud también, el libro es arte y el arte enriquece la vida, el alma, el corazón y la mente.

Sin ayuda, sin apoyo, sin las personas, las librerías no podemos vivir. Sin librerías, la cadena del libro se debilita peligrosamente y con ello sufren editoriales, autoras y autores, y finalmente sufre la cultura.

Literando
Somos Literando, un sitio especializado para quienes, como nosotros, son locos por los libros y la lectura. Lo que importa es leer y disfrutar de la literatura.