«Héroes 2», de Jorge Baradit

Me acabo de terminar «Héroes 2», de Jorge Baradit. Y es el que más me ha gustado de toda la saga de Historia Secreta. Es probable que tenga que ver con la ausencia de referentes que se observa en la sociedad de hoy, o con la madurez de la escritura, el formato más acabado o la relevancia de los personajes, pero lo cierto es que lo disfruté más.

El otro día estaba discutiendo con un amigo que me decía que Baradit «tergiversaba» la historia. Yo lo quedé mirando con cara de «hay que ser muy cara de palo», tras lo cual la conversación logró bajar un par de tonos y terminar amablemente.

Claro, porque seamos sinceros: la historia, casi por definición y buena parte por racionalidad, la escriben los vencedores, los que se van apropiando de una forma de observarnos a nosotros mismos. Lo común es que esa mirada sea desde el poder o desde la academia establecida. Eso es lo que ocurre, por lo menos hasta conseguir la suficiente cantidad de democracia acumulada o rebeldía como para que aparezcan y se converse sobre ciertos fragmentos históricos que, de otra manera, quedarían en el olvido.

Baradit no es historiador. Y lo ha dicho. Mientras unos le pegan por hablar de la historia y personajes de Chile sin serlo, otros critican su mirada, otros lo acusan de reescribir a su pinta. La verdad es que cuando uno lee a Baradit no está leyendo un texto de Encina o de Frías Valenzuela. Y eso es, precisamente, lo interesante.

Cuando uno toma un libro de Baradit se está acercando a la historia de Chile a través de un narrador de ficción que nos trata de entregar un pedazo de nuestra vida como él mismo dice, “tal como si le contaras una historia a un cabro chico frente a una fogata”. Creo que es la mejor definición que se pueda encontrar.

¿Por qué leerlo? Porque en tiempos de búsqueda de referentes, sobre todo morales, pero también de liderazgo, es interesante detenerse sobre una persona como don Clotario Blest, cuya imagen ilustra la portada de este libro. Y resulta aún más interesante detenerse en quienes se tomaron los terrenos de la chacra La Feria y levantaron La Victoria; o en las mujeres que pelearon contra la dictadura de Pinochet, referentes colectivos de luchas que transformaron Chile y que son luchas por construir un país más grande, más diverso y más tolerante para todos y todas.