Gonzalo Rojas y una promesa

Foto: Letraslibre.com

Un día como hoy 20 de diciembre, pero de 1916, nace nuestro poeta, premio nacional de Literatura, Premio Reina Sofía y Premio Cervantes, Gonzalo Rojas.

Pasan los años y me sigo quedando con su gigantesco poema:
«¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: ¿amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?».

Conservo un gran recuerdo de la vez que lo entrevisté, así como su firma en dos libros. De su vozarrón, de sus lentes, de sus anécdotas. Me acuerdo que me contó, medio risa, medio enojado, que Neruda había dicho alguna vez «¿Gonzalo Rojas?, ah sí, es muy buen poeta, aunque escribe poquito…» y que él le había mandado a decir: «¿Neruda? Sí, un gran poeta, aunque habla demasiadito…» aún recuerdo a Rojas comentándolo, socarrón, en una conversa que tuvimos.

Rojas nació en Lebu. Lo recuerda es su poema Carbón:
«Veo un río veloz brillar como un cuchillo, partir
mi Lebu en dos mitades de fragancia, lo escucho,
lo huelo, lo acaricio, lo recorro en un beso de niño como entonces,
cuando el viento y la lluvia me mecían, lo siento
como una arteria más entre mis sienes y mi almohada».

Lo traemos a colación porque a 9 años de su muerte, el monumento que se levantaría en su Lebu natal continúa, aunque no lo crea, a la espera.