Manuel Rojas cuentista en modo completo e inédito

Para quienes recuerden o sean sorprendidos por wikipedia o algún tipo de efeméride virtual, un día como hoy, 8 de enero, pero del lejano 1896, nació Manuel Rojas. Y por tanto, bueno es destacar esta recopilación que hizo Editorial Alfaguara, donde reunió todos los cuentos de nuestro premio nacional nacido en Buenos Aires.

No contento con eso, la casa editorial nos entrega en este texto tres relatos inéditos, enriqueciendo el volumen de manera superlativa.

Para quienes le han perdido de vista o memoria, -nada nuevo en un universo literario que crece y no siempre mira para atrás con la suficiente detención-, es bueno recordar que Rojas escribió más de 20 libros, destacando en novela y cuento, que fue premio nacional de Literatura en 1957, que fue autodidacta, anarquista, ateo, y que su obra fue considerada «superrealista» y «autobiográfica».

En novela, su tetralogía llamada del aprendizaje sigue a Aniceto Hevia, siendo su obra más famosa la que inicia dicha serie, «Hijo de Ladrón», de aquellas lecturas obligadas que aunque los programas de estudios las saquen, siempre hay que reponer.

Una recomendación: no lea sobre Rojas. Léalo.

Porque si lee sobre él, escuchará una serie de términos como naturalismo, criollismo, realismo, superrealismo y varios ismos más que solo provocan dificultades al ponerse a leer. Y en cambio, la potencia de la lucha entre el orgullo y el hambre solo se entiende leyendo «El vaso de leche».

Respecto de los inéditos, que siempre son un aspecto importante para los seguidores de un autor, se trata de «Una pelea en la pampa» (1926), «Una historia sin interés» (1927) y «Corazones sencillos», (1930), además de ciertos textos dispersos, inacabados o versiones que completan el libro. Muy recomendable el texto de 1926, muy de Manuel Rojas, muy de honor, muy de cuchillo, muy de duelo en un mundo que ya nos abandonó y que solo lo conocemos por medio de este tipo de relatos.

Para los aún más fanáticos, el volumen cierra con «Hablo de mis cuentos», texto de Manuel Rojas de 1969, en el cual hace exactamente eso: referirse acerca de sus relatos breves, su origen, su inspiración. Manuel Rojas en primera persona. Un rescate integral de uno de los mejores escritores de nuestra historia que a casi 50 años de su muerte continúa sorprendiendo.