El maestro de Go

Y ya que hablamos y escuchamos tanto de ajedrez y de juegos, Es un buen momento para recordar la gran novela del Premio Nobel de Literatura de 1968, Yasunari Kawabata, «El maestro de Go».

Kawabata lo definía como una «crónica fiel». De hecho, en su inicio tenía la forma de un reportaje periodístico, y se refiere al último campeonato en 1938 de un maestro del Go a punto de retirarse. Kawabata fue contratado para cubrir el evento que enfrentaba a Shusai contra el joven maestro Otake.

Por supuesto que detrás de la novela está el enfrentamiento entre la tradición y lo moderno -tópico recurrente en el arte japonés-, y el proceso de apertura y occidentalización, así como de cambio de valores que conllevaría, y al cual Kawabata asistió.

La contienda se transforma en un duelo de 7 meses, pero también en un camino de encuentro hacia el propio destino.

Recordemos que El Go es un juego de origen chino, de estrategia, que se juega sobre un tablero, de a dos, que tiene miles de años de antigüedad, y que en su esencia consiste en controlar un «territorio» mayor al del oponente.

«El maestro de Go» constituye una excelente crónica, mitad ficción, mitad realidad, de Honinbo Shusai y su última partida jugada contra el joven Kitani Minoru, en el relato conocido como Otake. Pero sobre todo, es la crónica de una transición profunda, de una sociedad que observa como lo moderno la empieza a rodear, igual que un adversario a otro en un juego de Go.