“Corrección de prueba en Alta Provenza” de Julio Cortázar

Por Héctor Cabaña Gajardo | @hectorcabana en Twitter

Un escritor se siente frustrado al revisar la versión de prueba de su siguiente novela, por lo que decide no seguir sus métodos habituales de trabajo y emprende un viaje de autodescubrimiento en busca de aquello que dé razón a sus letras.

Eso sí, el escritor es Julio Cortázar y la novela que debe corregir es “El libro de Manuel”. El año es 1972, en Francia, el autor se sube a su combi roja (a la que ha bautizado con el nombre de un dragón wagneriano) y recorre diversos lugares, como un hippie post mayo 68, acompañado tan solo de su máquina de escribir y de la radio en la que escucha los trágicos acontecimientos de las Olimpíadas en Múnich.

Las anotaciones que va haciendo durante este trayecto en el que se enfrenta a su obra más compleja (así nos lo da a entender), se transformarán posteriormente en “Corrección de prueba en Alta Provenza”, un texto clave para entender el universo cortazariano, pero también una herramienta útil para quienes deciden seguir la senda de la escritura. Esto porque, en dicho texto, Cortázar nos va revelando sus métodos, reflexiona sobre su literatura, se muestra de manera honesta con sus dudas, aciertos y expectativas, dejándonos entrar en la cabeza de un escritor que a estas alturas ya no requiere de mayor presentación.

En las pocas páginas que componen “Corrección de prueba en Alta Provenza”, encontramos lo mejor de su estilo, en el que se busca lograr plasmar en un texto la corriente de la conciencia, el discurrir de nuestros pensamientos. Por lo mismo, veremos que abundan las oraciones extensas que se saltan las reglas de puntuación, incluso las de coherencia. Pero de igual forma, todo sigue cohesionado, como solo el autor de “Rayuela”, “62 modelo para armar”, “La señorita Cora”, entre otros, puede lograr.

Leer esta obra puede ser una delicia para los defensores acérrimos de Julio Cortázar, aunque estoy seguro de que también es un libro que disfrutarán aquellos que se han encontrado en la misma situación: no saber qué hacer con un texto que nace de la urgencia de su tiempo, de la necesidad de plasmar los devenires de una época. Como le puede suceder a cualquiera que ha estado despierto desde octubre de 2019 hasta esta cuarentena que parece no acabar nunca.

Literando
Somos Literando, un sitio especializado para quienes, como nosotros, son locos por los libros y la lectura. Lo que importa es leer y disfrutar de la literatura.